sábado, octubre 27, 2007


"En esos días no había dios en Israel;
cada uno hacía lo correcto delante de sus ojos."

Libro de los Jueces, v. 25.

1 comentario:

nán dijo...

Lo bueno dura poco por lo visto. ¡Mira qué dioses! (y ahora, entre nosotros, ¡qué jueces!)