viernes, junio 27, 2008

Leo en el tomo Leyenda de JRJ:
"¡Enterrado mejor que náufrago de tabla en tabla!
Con rencor de roca miro al vivo sin esperanza!"



...y, qué quieren, me da la risa,
pero en el cuaderno guardo para mí esas sílabas detonantes:
con rencor de roca miro

Y se repiten en mí,
con rencor de roca miro
con rencor de roca miro
con rencor...

En mí, donde no hay rencor ninguno, la erre me sabe mal de tan fea y colorada en la garganta,
hoy no quiero más que una camisa ligera y un amigo que me dice que va a remontar el Mekong este verano [http://david-nagarkot.blogspot.com/], y de vuelta a casa con rencor de roca miro percute dentro de mí aunque nada mire con ese rencor, y en la carretera, un invernadero que no pude fotografiar anuncia en letras muy grandes
ROSAS, ROSAS, ROSAS,
así, tres veces con un entusiasmo poético a pesar de que sólo se refieran al pulcro negocio de la flor cortada y no a JRJ ni la delicadeza suya y menos, qué ingratos, a los restos de las alas de mi peluche, maldición.
También en el coche, al volver: la canción número cinco del disco de Winehouse está a punto de hacerme parar o de estrellarme e incluso lloro un poco.

Es mentira, no lloro en absoluto. Tal vez sería poético llorar en medio de tanta balsa.
Pero no tengo un gramo de poeta sufridor.
Pero la canción número cinco de Winehouse sí que es un poema de los que me harían llorar si yo llorara alguna vez.
Pero no tengo un gramo de poeta llorica y XIX.

Y también es el JRJ del XIX quien, en el mismo tonito que no trago, dice:
"Se pusieron grandes tus ojos, son toda la sombra. Y yo, pequeño y perdido, estoy dentro de ellos."

Me entusiasma el viejo, el viejo y mío Walt Whitman alelado.
Es decir, sus pupilas dilatadas.
Es decir, también las mías,
qué malo soy esta noche.

No en vano estreno mis vacaciones escolares y de nuevo los días lisos, la lisa carretera, mi mente completamente vacía
y llena de:

4 comentarios:

c dijo...

No es necesario parar ni estrellarte. Puedes cantar:

"We only said goodbye with words
I died a hundred times
You go back to her
And I go back to
Black, black, black, black, black, black, black"

Los dos primeros versos de Amy podrían ser de JRJ. Y los de JRJ se podrían convertir en la nueva canción de A:

"Your eyes became big (el efecto de las drogas en el caso de Amy, no sé si en el de JRJ también). They are now the shadow. And I am, tiny and lost, inside them"

Uy, uy, la estoy viendo ya, borracha y drogada, cantando por JRJ.

C

Bárbara dijo...

Curioso. Yo escribí un poema que hablaba de todo lo contrario: de la ausencia de rencor de las rocas, golpeadas sin cesar por las olas. Sin rencor, como una madre que aguanta de su pequeño. Sin rencor.
Se me ocurren mil y una maneras de llorar con la Winehouse, muchas de ellas sin lágrimas, casi todas sin rencor. (Por cierto qué bien suenan los versos de JRJ en boca de Amy…)
Y me surge (cómo no) una duda lingüística: donde no hay rencor ninguno (¿doble negación equivale a afirmación?)

Bárbara dijo...

que aguanta las perrerías de su pequeño quise decir...

Pablo Gutiérrez dijo...

Sí, C, qué bien calza JRJ con Winehouse, quién lo sospecharía, tiny and lost en sus grandes pupilas.
En Lógica nos explicaban que sí, pero no-no está muy lejos de ser, en la ilógica cuerda real, sí. Y luego, además, está el énfasis.
El idioma, para eso, es como blandiblú.