miércoles, abril 30, 2008

Lo decía abajo: Uribe cuenta muy bien lo suyo en unaimagenymilpalabras.blogspot, a mí no me saldrá de ese modo, ni tampoco tuvo tanto carrete esto de meter las narices en el raro mundo (¿era así, entonces?) de la murga editorial.

Ah, pero: nada de desencantos me permito. Fueron tan amables conmigo, tantas veces me dijeron suavidades sobre Rosas, restos de alas, ¡habían leído el libro!, ¡lo tenían lleno de anotaciones, tarjetas de visita entre las páginas! Habían leído el libro (lo sé seguro porque vieron las agh-erratas-agh), eso me pasma todavía. Que sea verdad, y tan sencillo: escribes, se convierte en un libro (páginas cosidas no más, ya saben, pero) y alguien va y lee ese libro. No, no me acostumbro al sencillo proceso.



Extraño: ver sobre una mesa treinta, cuarenta, cincuenta ejemplares con el muslo y la rodilla fugaz y el codo que la atrapa. Y luego levantar la vista y ver algunos de esos muslos y codos y fugaces rodillas en la mano de los que vinieron.



Me preguntan y yo analiza que te analiza, soy un remero de esto, no puedo dejar de hacer lo único que sé delante -también- de lo mío.



Y luego, la risa: ir a un pueblo feo donde ni dios te conoce y no te espera nadie,


claro, Barcelona invadida de bebedores de cerveza, Madrid, los amigos, arroz mai-mai, C me regala un libro de playas de Portugal y cuadernos donde escribir palabras importantes, una exposición de Ellen Kooi [ http://www.ellenkooi.nl/Foto-borssele.htm ]



Palabras importantes, ja, ni que pudiera.
Todo muy lejos, hoy.
Hoy quiero estar aquí,
escribir mucho,
escribir
de veras

esta vez.

6 comentarios:

Grogal dijo...

See Please Here

Amarantear dijo...

Llego a este mar a partir del puerto de otra marinera-Lara conocida.
Aún estoy cogiendo aire, entre ola y ola, continúa la lectura...
Saúdos,
Antía

NáN dijo...

Terminé, feliz, la primera lectura.
¿Qué más decirte ahora, sino gracias?

Pablo dijo...

Ay, Nán, ¿gracias? Compañero, soy un bobo y me pongo tierno al pensar que aquello está en tu casa, que leíste, que dices: "feliz". No me acostumbro, no me acostumbro. ¿Gracias? ¡¡Gracias!!

Pablo dijo...

Y A, que ya veo que Kooi también a ti te arañó, encantado de que estés, siéntate, sírvete cuanto quieras.

acróbatas dijo...

Bueno, Rubén y yo sí que te estábamos esperando en Gavà. Y, si me apuras, había cuatro personas más viendo tu presentación, aunque te pareciésemos "nadie". Coincido contigo en que no es un pueblo bonito pero os esperábamos con ganas.

Venía a contarte que he leído el libro pero creo que ya da igual.

Vanessa