domingo, noviembre 19, 2006

Hay que resignarse. Abrir el baúl, que huele a naftalina, y comenzar. Primero los abrigos. Luego las bufandas y los jerséis. La manta de cuadros que ponemos encima del sofá. Y la tristeza infinita de guardar en una caja de bombones los bikinis de mi mujer.

Todo el domingo sacando la ropa de invierno.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hey, check out this site - these guys pay you up to 30 percent money back for all of your normal online purchases! How does it work? They give you the money they earn from their affiliates whenever you buy through them. Click here for more info

Lara dijo...

Hay que joderse con él de aquí arriba...

Os llegó tarde el invierno, a los de allá abajo.

Lara dijo...

Perdón por la tilde horrible de "él". Eliminadla con el pensamiento.

Okr dijo...

Con esa tilde, él es más él, si cabe.